Una mirada a la economía digital en Colombia

La economía digital es uno de los aspectos que mayor impacto tiene sobre el desarrollo empresarial actual de Colombia. Los negocios están en un momento en el que deben replantearse para adaptarse a esta nueva era o comenzarán a desaparecer. Para que no te quedes atrás, te presentamos una mirada sobre la economía digital en Colombia.

¿Sabías que puedes vender tus facturas por cobrar desde la comodidad de tu oficina? Regístrate en Mesfix.com

¿Cómo está la economía digital en Colombia?

Colombia ocupa el puesto 68 en el Networked Readness Index del Foro Económico Mundial, este indicador mide la transformación digital de los países. Los factores principales que toma para su calificación son que la tecnología se aplique en todos los niveles del país y que el marco regulatorio sea el adecuado para impulsar el desarrollo digital de manera eficiente.

Aunque Colombia aún tiene un camino muy largo por recorrer en estos temas, el indicador nos posiciona mejor que otros países de la región como México, Brasil, Ecuador y Perú. Pero por debajo de Chile.

Según la Estrategia para una nueva industrialización II de la ANDI:

Colombia tiene que avanzar hacia una economía digital. El gran reto es que el país logre pasar de ser una nación en etapa de transición a una de transformación digital. Solo así podremos pensar en ser el país más competitivo de la región.”

 

Llegar a una etapa de transformación digital trae muchos beneficios a la economía colombiana: un mayor crecimiento económico, nuevos empleos, nuevos servicios, nuevos canales educativos, mejorar la productividad, entre otros.

En general, se trata de dejar de ver la tecnología y el internet como una simple herramienta de entretenimiento. Y más bien verla como un medio para impulsar la economía Colombiana.

 

¿Qué sectores en Colombia se pueden impulsar por la economía digital?

Todos. Todos los sectores productores en Colombia pueden impulsar su productividad y, a la vez, su crecimiento a través de la economía digital.

Algunos ejemplos destacados de productos ya en funcionamiento son:

Sector agropecuario:  

Farmapp: Se basan en herramientas tecnológicas geo-referenciadas y satelitales para la preparación, control y monitoreo de los diferentes factores que afectan la productividad de los cultivos. Como las plagas y enfermedades, el manejo de suelos, las condiciones de clima y el uso de agroquímicos.

Comproagro: eliminan los intermediarios en el proceso de compra y venta de productos agrícolas y facilita un centro de acopio para los agricultores de Boyacá para que pequeños campesinos vendan sus productos en volumen a grandes superficies.

Sector salud:

1DOC3: doctores verificados responden en línea las inquietudes de salud las 24 horas del día y sin pedir cita. Las preguntas pueden ser anónimas y el servicio es totalmente gratuito.  

Sector construcción:

 

Conconcreto: tienen la primera impresora 3D de gran formato de concreto premezclado de Colombia. Esta tecnología es capaz de “imprimir” piezas prefabricadas, mobiliario urbano, muros divisorios y casas.

 

Sector financiero:

Mesfix: plataforma que conecta a empresas que tienen facturas por cobrar y quieren venderlas, con personas del ‘común’ interesadas en invertir en la compra de estas facturas. Todo se hace en línea y a través de su plataforma.

 

El principal freno del desarrollo de la economía digital en Colombia:

En su informe, la ANDI opina que la transformación que necesita el país para el desarrollo real de la economía digital es de muchos niveles. Cambios de regulación, instituciones, habilidades y acceso a internet. Estas transformaciones solo se pueden dar si actores desde el gobierno, la academia y empresarios, promueven y facilitan la innovación en la sociedad como herramienta para impulsar el bienestar de todos.

Específicamente sobre el tema normativo, afirma:

El freno digital que se desprende de imponer regulaciones restrictivas o impositivas es un costo de oportunidad enorme para toda la economía y Colombia quedaría rezagada frente al resto de competidores globales en cuanto a la apropiación de tecnologías”.

Es por esta razón que tanto empresarios, desde el sector privado, como los gobiernos nacionales y locales, tienen la responsabilidad de facilitar el desarrollo de la economía digital. Esto mediante la creación de un ecosistema normativo apropiado y acorde a las metas del país.

 

Algunas recomendaciones para impulsar la transformación digital en Colombia

En lo tributario:

  • Eliminar los aranceles e impuestos sobre productos y servicios de TIC.
  • Eliminar la existencia de retenciones e impuestos a los micropagos, que dificultan que las pasarelas de pago y los comerciantes minoristas procesen pagos de bajo valor.
  • Incentivar pagos con tarjetas de crédito y otros mecanismos electrónicos.

En regulación del sector:

  • Expedir un decreto reglamentario para desarrollar Alianzas Público – Privadas en TI.
  • Implementar la Facturación Electrónica.
  • Adoptar prácticas mundiales de ciberseguridad
  • Trato equivalente para operaciones empresariales “en línea” y “fuera de línea”.
  • Fomentar el uso de tecnologías emergentes como blockchain, no solo para monedas virtuales como bitcoin. Sino también para operaciones como registro de movimientos de bienes, contratos, registros de personas, impuestos, sistema de votaciones, servicios financieros, etc.
  • No bloquear ninguna App por normas obsoletas o regulación que no incorpore la realidad de la economía digital.

En el sector privado:

  • Promover la cultura de la transformación digital al interior de las empresas.
  • Invertir en tecnología, emprendimiento, innovación e investigación.
  • Facilitar el desarrollo de capacidades internas con infraestructura y recursos para apoyar startups.
  • Educarse y capacitarse en las tecnologías emergentes y la disrupción digital.

En facilitación de trámites:

  • Establecer que todo nuevo trámite con el Estado deberá ser electrónico.

En tecnología:

  • Impulsar que Colombia a 2020, al menos, duplique la velocidad promedio de internet de banda ancha.
  • Impulsar la adopción de tecnología 5G con el fin de habilitar las tecnologías emergentes.
  • Modernizar la infraestructura del ecosistema tecnológico regional.
  • Expandir la cobertura de internet gratuito para las comunidades más alejadas de las grandes ciudades.

En capital humano:

  • Incorporar las soluciones digitales en todos los programas de formación preescolar, bachillerato y técnica.

Otras recomendaciones:

  • Apoyar el desarrollo de políticas y programas que fomenten ciudades inteligentes.
  • Combatir eficazmente la propagación de contenidos ilícitos en línea y definir eficazmente la responsabilidad de los intermediarios.
  • Reforzar la importancia de la transparencia y la consulta pública.

Tomado de ‘Estrategia para una nueva industralización II’ de la ANDI.

Marcela Bahamón Laverde

Content Manager & CM de Mesfix S.A.S. Periodista. Caleña que vive en Bogotá. Interesada en las soluciones tecnológicas con impacto social. Feminista.