Por qué el ahorro puede ser su mejor inversión

Si usted lo decide, este puede ser un instrumento ideal para incrementar su patrimonio. Sólo necesita conocer las alternativas y mantenerse actualizado.

Seguramente ya ha escuchado que siempre será mejor ahorrar que endeudarse. Y, aunque el ahorro es comúnmente conocido como un hábito necesario para tener buena salud financiera, es muy poco lo que sabemos de él y de las posibilidades que nos ofrece el mercado para beneficiarnos de los flujos extra de dinero que hemos logrado.

Ahorrar siempre le resultará más fácil si traza objetivos futuros, pues así como puede ser un excelente mecanismo de contingencia ante eventos inesperados que demanden un flujo extra de dinero, también puede ser el vehículo perfecto para alcanzar sus metas: viajes, estudios o un negocio propio.

Aunque las personas guardan su dinero de formas diferentes, hay algo en común entre la alcancía, una caja fuerte, el colchón, los bolsillos de su chaqueta y su cuenta bancaria: su dinero está perdiendo valor todos los días.

Compra facturas por cobrar y recibe una rentabilidad hasta del 17% E.A.

La importancia del valor del dinero en el tiempo

A través del tiempo es normal que el precio de los bienes y servicios que consumimos a diario tengan un leve incremento. Usted lo puede notar año tras año en el aumento del valor de arriendos, matrículas universitarias, transporte público, hamburguesas o entradas a cine. Esto se traduce en que la cantidad de dinero que tenemos disponible hoy no sirve para pagar la misma cantidad de productos en uno o dos años.

Es por lo anterior que el salario mínimo tiene un incremento anual, y se procura que este sea mayor al alza en los precios de los productos que consumimos a diario. El aumento general y sostenido en los precios de los bienes y servicios disponibles en el mercado local es conocido como inflación, y juega un papel fundamental en sus finanzas personales. ¿Por qué? Porque si su ahorro no genera una rentabilidad superior a la inflación, usted está perdiendo dinero sin darse cuenta.

Siendo así, resulta clave tener en cuenta que la inflación en Colombia finalizó el año 2017 en 4,09%, y su dinero debió rentar por encima de esta tasa o de lo contrario habrá perdido su capacidad adquisitiva.

Tradicionalmente, entidades financieras han ofrecido diversas alternativas para colocar nuestros excedentes de dinero en productos que generen ganancias. Entre ellos, podemos encontrar Certificados de Depósito a Término (CDTs), fondos de inversión o fondos de inversión colectiva.

Estos son mecanismos de inversión a corto plazo, bajo riesgo y con rentabilidades que normalmente oscilan entre un 4% y 9% efectivo anual. Pero el internet y la tecnología nos han dado la oportunidad de acceder a productos innovadores y mucho más atractivos. Un ejemplo de esto es Mesfix.com, una plataforma web que le permite a cualquier persona comprar total o parcialmente facturas por cobrar de empresas que venden con opción de pago a plazos, generalmente entre 30 y 180 días.

¿Estás listo para hacer rentables tus ahorros? Entra a mesfix.com

 

Nuevos modelos disruptivos

Mientras que la rentabilidad generada por un CDT o un fondo de inversión colectiva no suele ser mayor al 9% efectivo anual, en mercados como el de Mesfix usted podrá encontrar tasas que alcanzan hasta un 17% E.A..

En un momento cultural en que parece que cada una de nuestras decisiones de consumo debe tener sentido y cierto grado de responsabilidad, Mesfix.com ha puesto en el mercado un modelo disruptivo en el cual nos permite a todos impactar directamente en el crecimiento empresarial del país y, al mismo tiempo, generar ganancias sobre nuestros ahorros. Esto se traduce en más empresas que cuentan con la estabilidad y liquidez necesarios para crecer, reducir sus costos, generar empleo, innovar y mejorar su portafolio. Mesfix ha democratizado la financiación de empresas a través de la compra de facturas por cobrar.

Algo muy positivo en todos los productos anteriormente descritos es que usted no podrá retirar su dinero cuando quiera, pues al menos, tendrá que comprometerse a mantener por 30 días sus recursos en el destino que ha escogido. ¡Tómelo como un beneficio!: no es dinero de bolsillo. No es una alcancía que se puede romper cualquier día ni un grupo de billetes del que puede “tomar prestado” cuando lo necesite.

No sólo se trata de una alternativa que le ofrece rentabilidad sin necesidad de poner en riesgo sus recursos, es una estrategia inteligente que le va a permitir alcanzar sus objetivos y cumplir sus sueños.

 

Las opiniones e interpretaciones incluidas en esta publicación son exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan necesariamente la posición de Mesfix.com

También te podría interesar: “4 tipos de inversiones a corto plazo con sus ventajas y desventajas”.

Christian Camilo Castillo Godoy

Product Manager en Mesfix.com. Emprendedor, especializado en economías colaborativas, experiencia de usuario y consolidación de emprendimientos de base tecnológica. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *