Cómo reducir los gastos de tu empresa en 7 pasos

Optimizar y reducir gastos debería ser parte principal de la estrategia de una empresa. Los negocios no deberían esperar a tener una crisis para empezar a tener un plan de gastos eficiente, sino evaluarlos constantemente de tal forma que la liquidez de la compañía no se ponga en riesgo; la idea es hacer más gastando menos.   

En este blog te contaremos 7 maneras de reducir los gastos de tu empresa. Ten en cuenta que la reducción de gastos en cada empresa, depende del modelo de negocio, pero siempre habrán consejos generales que nos funcionarán a todos. 

¿Necesitas liquidez para hacer crecer tu negocio? Nosotros nos encargamos. Entra a mesfix.com

1. Aprovechar la tecnología

Además de cambiar la forma en que nos relacionamos, la transformación digital ha cambiado las herramientas que las empresas utilizan para su gestión, entregando opciones incluso más económicas. Existen muchas aplicaciones para reducir los gastos de empresa con la tecnología, por ejemplo, los servicios de videollamada online que evitan desplazamientos y gastos en líneas telefónicas o el almacenamiento de documentos en la nube.

2. Tener claro cuáles son nuestros gastos

Llevar un control de cuáles son las fuentes de gastos de nuestra empresa es una práctica que nos ayudará a tener claridad sobre a dónde se dirigen estos, también servirá para evaluar si algún costo puede ser reducido o eliminado. Para hacerlo, podemos listar las obligaciones económicas que tenemos en nuestra empresa y cada cierto tiempo revisar cuáles constituyen un gasto innecesario o cuáles se pueden optimizar. 

3. Aprovechar los coworkings

Sobretodo para las empresas que están en una etapa temprana, invertir en un espacio de oficina puede ser costoso y en los primeros meses, no siempre es necesario. Por esta razón, un coworking puede ser un muy buena opción para reducir los gastos al inicio del proyecto.

4. Empezar a hacer uso del marketing digital

Dar a conocer nuestra marca o producto es una de una de las prioridades en cualquier negocio; sin embargo, la publicidad tradicional puede ser muy costosa. De nuevo, la transformación digital ha traído maneras más económicas de, en este caso, promocionar nuestros servicios. Actualmente, existen varias herramientas con un mejor costo-beneficio que la pauta off-line, por ejemplo, los medios digitales. Es recomendable trabajar con redes sociales como Facebook o Google y pensar en el posicionamiento pago y orgánico. 

¿Sabías que puedes vender tus facturas por cobrar desde la comodidad de tu oficina? Regístrate en Mesfix.com

5. Optimizar la gestión de compras

Hacer compras de manera estratégica nos hará optimizar el dinero que gastamos. Una forma de lograrlo es centralizar las compras, por ejemplo, con un único departamento encargado de llevar a cabo dicha gestión. Lo anterior con el fin de que se pueda llevar un control del dinero que se utiliza y que cada área no haga las compras por su lado. 

También podemos pensar en conversar con nuestros clientes para anticipar los pagos y a cambio entregar descuentos. En general, buscar alternativas con cada proveedor negociando precios, condiciones ventajosas en el pago o descuentos por volumen.

6. Mejorar la productividad de los empleados

El costo del tiempo de nuestros colaboradores puede representar una gran gasto para la empresa. Ofrecer retribuciones, salarios emocionales y alentar a nuestro equipo, pueden ser maneras de que sus actividades diarias sean más productivas y se resuelvan tareas en menor tiempo.

Además, podemos ahorrar tiempo utilizando sistemas para compartir información por medio de la nube, intentar que las reuniones de trabajo presenciales no excedan los 60 minutos y contemplar la posibilidad de realizar home office entre una y dos veces a la semana para reducir costos relacionados, por ejemplo, con el gasto de energía o el de desplazamiento.

7. Darle la oportunidad a la sostenibilidad

Es posible disminuir un gran número de gastos si apostamos por reducir el uso del papel en nuestro negocio y utilizarlo solo cuando sea estrictamente necesario, podemos empezar a hacer uso del almacenamiento online, facturas electrónicas, archivos digitales. Esto no solo nos hará responsables con los gastos de la empresa, sino también con el medio ambiente. 

En general, reducir el costo de determinados servicios, organizar los gastos, evaluar el presupuesto destinado, ganar tiempo y trabajar de la mano con la tecnología son caminos para ahorrar y tener un mejor balance financiero. 

También te puede interesar”Cómo cuidar la liquidez de tu empresa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *