Liquidez

¿Qué es la resiliencia empresarial?

Resiliencia empresas en pandemia

El término resiliencia empresarial se ha puesto de moda últimamente debido a la crisis que afronta Colombia y el mundo producto de la pandemia.

Debido al panorama actual, las empresas han tenido que reaccionar positivamente pese a las dificultades y adaptarse poco a poco a la nueva realidad.

Conoce cómo recibir rentabilidad a través de mesfix.com

La experiencia nos ha indicado que de nada sirve lamentarse sin llevar a cabo un plan de reacción. Por tal motivo, queremos explicarte qué es la resiliencia empresarial y por qué es tan importante ponerla en práctica.

¿Qué es la resiliencia empresarial?

En principio, debemos comprender qué significa la palabra resiliencia. Originaria de la psicología, la resiliencia es el proceso de adaptarse bien o recuperarse ante una adversidad, ya sea un trauma, tragedia, amenaza o tensión significativa.

En las relaciones humanas, la resiliencia se ve reflejada cuando una persona sabe reaccionar ante la muerte de un familiar, una enfermedad o la pérdida de trabajo. En otras palabras, significa “rebotar” de una experiencia difícil o “levantarse” y seguir adelante después de una caída.

Ya en el plano de los negocios y las organizaciones, la resiliencia empresarial hace referencia a la capacidad que tiene una compañía para recuperarse a los cambios que experimenta. Esto significa, poder transformarse o reconstruirse después de identificar condiciones adversas o complejas tales como una crisis financiera, falta de compradores, baja productividad, entre otros.

¡Construye la resiliencia empresarial que tu empresa necesita!

De acuerdo a la American Psychological Association, la resiliencia no es una característica que se posea o no. Es un conjunto de pensamientos, conductas y acciones que pueden ser aprendidas y desarrolladas.

Pese a que no existe una receta efectiva para construir resiliencia empresarial, vale la pena revisar la experiencia de algunos empresarios exitosos

  • Para Elon Musk, cofundador de Tesla, todo empresario debe aprender a adaptarse, ya que el cambio es lo único constante en la vida. Aceptar las circunstancias que no puede cambiar, le puede ayudar a enfocarse en las circunstancias que si puede alterar. Si el empresario se estanca en lo que sucedió, sólo hay una alternativa: la extinción.
  • “Nunca perder la esperanza”. Aunque pueda sonar bastante simplista, una mirada optimista le permite esperar que ocurran cosas buenas en su vida. El empresario debe dejar de preocuparse por lo que teme y visualizar lo que quiere en el futuro. Jack Ma, fundador de Alibaba, afirmó que a pesar de todas las adversidades de credibilidad que soportó en China, su emporio se edificó porque nunca dejó de creer en lo que hacía y en lo que pretendía: que el internet ayudara a las pequeñas empresas.
  • ¡No dejar de aprender! Una caída no significa que alguien sea un mal empresario. Bill Gates, aseguró que gracias a las lecciones que aprendió de sus fracasos como Traf-O-Data y Windows Me Millenium, es que pudo llevar a la cima a Microsoft.
  • Aun cuando haya que enfrentarse a un evento muy complejo, el empresario tiene que mantener la perspectiva de su entorno y ejecutar un plan de recuperación. Lo recomendable es evitar agrandar -lo que se está viviendo- fuera de su proporción.

No olvidar que cuando Henry Ford -fundador de Ford Motor Company- vio que su compañía estaba colapsando por la poca demanda automotriz, legó una frase inolvidable: “Cuando todo parezca ir contra ti, recuerda que el avión despega contra el viento, no a favor de él”.

3 opciones de financiamiento para tu empresa (sin endeudarte)

¡Lecciones que nos ha dejado la pandemia!

Si bien cada una de las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional propendieron por la salud humana, también suscitaron incertidumbre económica en el tejido empresarial.

Los toques de queda, pico y cédula y cuarentenas obligatorias pusieron a prueba la resiliencia empresarial. Aunque algunas empresas ya estaban preparadas con sólidos planes de contingencia para momentos disruptivos, otras sucumbieron hasta la desaparición.

Basta con observar las cifras del comportamiento de los micronegocios para dilucidar la magnitud de la crisis sanitaria. De acuerdo al DANE, los micronegocios pasaron de ser 5,8 millones entre enero y octubre de 2019 a 5,3 millones en enero y octubre de 2020.

Esto quiere decir que en medio de la pandemia del Covid-19 Colombia perdió 509.370 micronegocios (unidad económica que tiene como máximo nueve personas ocupadas).

Sabiendo esto, todos los empresarios deben abordar esta crisis como una oportunidad para aprender, prepararse y afrontar de la mejor forma las próximas que puedan originarse.

Algunas lecciones que nos ha dejado la crisis sanitaria respecto a la resiliencia empresarial

  1. El empresario tiene que reconocer la realidad de la situación. Esto quiere decir que debe aceptar el desafío y comenzar cuanto antes a construir el plan de transformación.  
  2. ¡Enfocarse en lo importante! En vez de hacer mil cosas de forma desordenada y sin rumbo, los empresarios deben centrarse en resolver lo estratégico.
  3. La confianza en el cliente es crucial para no perder la fidelización. Ser honestos con las circunstancias, no prometer metas que no se pueden cumplir, facilitar la disponibilidad y transmitir seguridad son algunas estrategias que son imprescindibles.
  4. Alba Luz Hoyos, experta en finanzas y mentora Endeavor resalta que “La reina para afrontar una crisis es la liquidez”. Esto comienza a tener sentido cuando los empresarios se enfrentan al pago de nóminas y a las obligaciones comerciales adquiridas. En esta vía, las empresas se vieron en la necesidad de buscar liquidez, ya sea con la banca tradicional o con otras alternativas de financiamiento como por ejemplo la economía colaborativa. 
  5. El uso de la tecnología se convirtió en una obligación. En vista de que el virus limitó el contacto humano, la tecnología se posicionó como la mejor herramienta para mantener la relación con los clientes.   

Crowdfunding, factoring y lending, nuevas alternativas de financiamento para empresas

Aun cuando en la actualidad se observan los efectos de la pandemia, la resiliencia del tejido empresarial colombiano en el 2020 amortiguó una caída que pudo ser peor.

Pese a que todavía estamos en medio de un largo camino de recuperación, la reactivación económica en el país ha venido fluctuando gracias al “músculo financiero” de todas aquellas compañías que pusieron en práctica la resiliencia empresarial.

También te puede interesar “Multiplica tus inversiones con el interés compuesto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *