Cómo vender sin saber vender

Vender un producto o servicio nunca ha sido una tarea fácil. De hecho, muchas personas desisten rápidamente de esta tarea, porque no es algo que, usualmente, se logre en la primera oportunidad. Vender requiere de ciertas características y estrategias que convenzan a tus clientes de que lo que les ofreces es su mejor opción.

En Mesfix Blog decidimos recopilar 9 tips para que puedas vender aún cuando no sabes cómo hacerlo. A continuación te los contamos.

1. Pensar en equipo con el cliente

La idea es que te pongas en el lugar de tu cliente y la forma de vender se convierta en un juego en el que tú siempre hagas parte del equipo de tu cliente. Es decir, se trata de hacerle saber a la persona que estás de su lado y que con tu venta quieres lo mejor para él. 

La forma en que te dirijas a él también será muy importante. Háblale con respeto, como si fuera un amigo o familiar y haz que sienta confianza en ti.

¿Necesitas liquidez para hacer crecer tu negocio? Nosotros nos encargamos. Entra a mesfix.com

2.Estar disponible para tu cliente

Siempre será una buena práctica hacerle un seguimiento a tu cliente, de tal forma que sepa que es importante para ti y que estás dispuesto a apoyarlo. Con esto en mente, es importante estar atento a contestar todas sus inquietudes, a responder y devolver llamadas, a ser paciente y a comprobar la calidad del servicio o producto después de haberlo adquirido.

Una buena opción es apoyarte en tu equipo comercial, en caso de que lo tengas. Lo anterior para que, si en algún momento te es imposible atenderlo, alguien más se haga cargo y el servicio al cliente se óptimo.

3. Ser sincero

 Al igual que en la mayoría de escenarios de la vida, la honestidad es muy importante en esta labor. Vender con responsabilidad significa decirle la verdad a tu cliente acerca de, por ejemplo, la utilidad que representará tu producto o servicio para su necesidad; y en el caso de que no sea lo que está buscarlo, comunicarlo. Además, decir con sinceridad que no sabes a cerca de una pregunta, pero que la averiguarás te mostrará más transparente.

Que tu cliente sienta que no quieres solamente su dinero, sino que en realidad te importa el bienestar que tu producto le puede aportar, es un valor agregado al proceso de venta.

4. Entender tu negocio y el de tu cliente a la perfección

Por una parte, debes conocer todos los detalles del producto o servicio que vendes, al igual que el contexto que lo pueda rodear. Empaparte de la mayor información te hará ver no solo como un vendedor, sino como un experto. 

Por otra, entender de qué se trata el negocio de tu cliente y saber cuáles son sus necesidades, te permitirá entregarle una mejor solución; y de nuevo, hacerle sentir confianza en que estás de su lado y quieres lo mejor para su negocio.

5. No tener miedo

La única forma de aprender a vender, es hacerlo. Para ello, no debes tener miedo o pena cuando hables con tus clientes, recuerda que tú conoces más sobre tu producto y que es importante que te muestres como un experto. 

Las experiencias en las que tu desempeño no sea el mejor son las que te enseñarán qué decir y qué no o cuándo hacerlo y cuándo no. Entonces, el miedo no debe hacer de tu portafolio.

¿Quieres mejorar el capital de trabajo de tu empresa sin endeudarte? Entra a mesfix.com

6. Los primero minutos son los dueños del éxito de tu venta

El discurso que le des a tu cliente en los primero minutos es determinante para que tu cliente decida comprar. Es recomendable usar un speech innovador y cautivador, algunos conejos podrían ser: no hablar de inmediato de ti o de tu producto, ve al grano y no te extiendas en la información, siente curiosidad por tu cliente y al final, hazle un llamado a la acción puntual. 

7. Las preguntas ayudan a vender

Por lo general, a ningún cliente le importará lo increíble que eres hasta que este no sienta que él es increíble para ti. Por esta razón, hazle muchas preguntas sobre el negocio, intenta que sienta tu interés por conocerlo todo sobre él.

Las preguntas también son importantes hacia el otro lado, es decir hacia ti; entonces procura que tu cliente te haga preguntas y quede la información lo más clara posible. Muchas veces las personas no preguntan por pena, inicia diciéndole que estarás dispuesto a responder cualquier inquietud que surja en el camino. 

8. Sé puntual

La puntualidad nunca está de más. Demostrará seriedad, compromiso y respeto con tu cliente, además, puede generar una relación de cordialidad de él hacia ti inmediatamente. Esto también le hará saber que es importante para ti y que no se trata de una cita más.

9. Usa la tecnología

Así como en la actualidad  la tecnología está inmersa en la mayoría de nuestras actividades, debería estarlo en tu proceso de venta. Lo anterior no solo te permitirá reducir tiempo automatizando procesos, sino que podrá mejorar la atención que le prestas a tu cliente. Puedes usarla para eliminar ciertos proceso manuales, para concretar citas, para comunicarte mejor o incluso para atenderlo. 

Recuerda que no existe una fórmula secreta para que tus ventas tengan éxito, solo la experiencia y el aprendizaje durante el proceso te dará tus propias claves para vender. Por esto, en cuanto más rápido empieces a vender, más rápido lo harás con éxito. 

*La información de este blog fue proporcionada por Andrés Angarita, comercial de mesfix.com

También te puede interesar “3 preguntas para saber si estás escuchando a tus clientes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *