Liquidez en la crisis: ¿qué hacer en tu empresa?

En los últimos meses la palabra crisis se ha escuchado más que nunca y no es para menos, pues la coyuntura mundial que vivimos actualmente ha afectado la salud, la economía y en general, las dinámicas a las que estábamos acostumbrados. A pesar de que estamos adaptándonos hacia nuevas realidades que traerán cambios significativos, existen medidas que podemos tomar, por ejemplo, para cuidar la liquidez de las empresas.

¿Tienes problemas de liquidez?

Antes de contarte sobre cinco estrategias que puedes poner en práctica, es importante identificar si tu empresa está en medio de una crisis de liquidez. Estos son algunos de los síntomas que pueden ayudarte a saber si tienes problemas financieros:

  1. Tus ventas no están creciendo o se están reduciendo. 
  2. Has presentado inconvenientes para hacer los pagos a tus proveedores y a tus trabajadores. 
  3. No te es posible responder con tus obligaciones fiscales en los plazos establecidos.
  4. Has optado por reestructurar tus deudas para reducir los pagos mensuales.
  5. Tus ganancias se redujeron con relación al año anterior. 

Con esto en mente, a continuación te contamos qué hacer en tu empresa con la liquidez en tiempos de crisis:

¿Necesitas liquidez para hacer crecer tu negocio? Nosotros nos encargamos. Entra aquí

1. Revisa tu cadena de suministro

En momentos de riesgo de liquidez la cadena de suministro toma un papel más relevante del que tiene normalmente, pues dependiendo de lo que suceda con estos, tu negocio se puede ver afectado o por el contrario, beneficiado. De esta forma, es de suma importancia analizar cada uno de los actores de tu cadena y su comportamiento o estado en la coyuntura.

Puedes intentar determinar cuáles son los riesgos que se podrían presentar con relación a tus clientes, proveedores e incluso colaboradores. Por ejemplo: analizar el riesgo de impago de tus clientes; en caso de que seas una empresa de producción, contar con suficientes fuentes de adquisición de materias primas; tener en cuenta la disminución del consumo y prepararse para cuando este se vuelva a elevar para no quedar con inventario insuficiente. 

2. Reinventa tus productos si la liquidez lo pide

Una de las principales características del emprendimiento es la constante y veloz reinvención. Por esta razón, si la crisis pide que evalúes los productos y servicios que ofreces, seguro no será una gran dificultad hacerlo.

Será necesario entonces hacer una revisión de lo que estás ofreciendo y determinar si se ajusta al contexto o si por el contrario, es momento de hacer algunas modificaciones a tu producto para que las ventas no disminuyan y tus clientes pueden seguir accediendo a tu propuesta de valor. 

En la actualidad uno de los caminos más estratégicos para reinventarte es el digital, considera qué tipo de cambios con base en la tecnología puedes hacer en tu negocio. Otras opciones pueden ser explorar nuevas alternativas para generar ingresos agregando servicios a tu portafolio o evaluando qué otros mercado puedes impactar. 

3. Evalúa tus fuentes para obtener liquidez o flujo de caja

Una de las principales características de las crisis es la incertidumbre. Por esta razón nada se debería dar por sentado, pues incluso las fuentes de financiación tradicionales pueden verse en aprietos por diferentes circunstancias de la economía. 

Es una buena práctica, al igual que analizas el comportamiento de tu cadena de suministro, estudiar lo que sucede con tus estrategias para conseguir liquidez. Además, puedes buscar nuevas alternativas que se estén adaptando de una mejor manera a la crisis y que tengan características más afín a las nuevas dinámicas, porque por ejemplo cuentan con base tecnológica. 

Por último, calcula cuánto flujo de caja necesitarás en tu negocio para cumplir con tus obligaciones o en general con tus procesos, y por cuánto tiempo puedes sentirte cómodo para cubrirlas. Pregúntate si las fuentes de liquidez con la cuentas son suficientes para superar la coyuntura. 

4. Analiza tus gastos

En general siempre es mejor estar evaluando qué gastos se pueden disminuir; sin embargo, en una crisis la tarea se vuelva más necesaria. Cualquier gasto que no consideres indispensable para el negocio y cuyo objetivo no esté enfocado en la subsistencia de la empresa, debes revisarlo, minimizarlo al máximo o eliminarlo.

En ocasiones la disminución de los gastos variables contribuye mucho más a mejorar la liquidez de la empresa que la disminución de los gastos fijos. Ten en cuenta también disminuciones salariales mientras pasa la crisis. 

¿Quieres mejorar el capital de trabajo de tu empresa sin endeudarte? Entra a mesfix.com

5. No patees los gastos con tus proveedores

Puede que hayas escuchado que en momentos de crisis una opción es pedir más plazo a tus proveedores para el pago de las facturas. Sin embargo, esto puede generar problemas en tu relación comercial y en tu cadena de suministro; además de verse como una actitud con poca responsabilidad empresarial, pues recuerda que la crisis nos afecta a todos. 

Por esta razón, es preferible buscar otras opciones para aliviar la situación, por ejemplo existen herramientas que hacen factoring o crowdfactoring, cuyo propósito es ayudarte a conseguir liquidez en poco tiempo y dándote la opción de no afectar a tus proveedores. 

Recuerda que todas las crisis traen una oportunidad y tal vez este sea el momento de que tu liquidez se vuelva más fuerte y estable. Lo más importante es actuar rápidamente y estar abierto a nuevas maneras de financiación que ofrece el mercado, pues el mundo nos está obligando a transformarnos. 

Avatar

Daniela Amórtegui

Especialista en contenidos de Mesfix S.A.S. Periodista. Interesada en el emprendimiento con sentido social y el marketing de contenidos. Apasionada por los deportes y por escribir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

liquidez mesfix