¿Invertir o ahorrar en la crisis? ¿Cuál es la mejor opción?

Benjamín Franklin dijo hace más de 200 años: “un dólar ahorrado es un dólar guardado”. Con esta frase ya puedes empezar a imaginar cuál es la respuesta a la pregunta de si es mejor opción invertir o ahorrar. Sin embargo, debes tener en cuenta que en este momento nos encontramos en un contexto con características especiales y por esto es importante evaluar ciertos factores. 

Antes de contarte algunos puntos clave que puedes tener en el radar para tomar decisiones relacionadas con la inversión y el ahorro, te queremos recordar algo: entrar en pánico solo ocasionará que elijas caminos apresurados y basados en la sensación de incertidumbre, miedo y pérdida. Entonces, actúa con calma y estudia las posibilidades racionalmente antes de hacer elecciones. 

¡Con Mesfix, tienes rentabilidad a un clic! Conoce más aquí

Un poco de contexto para comenzar…

Las consecuencias de la emergencia sanitaria, seguramente te han generado miedo a la hora de pensar en invertir. El cierre de varios sectores a nivel mundial, las alteraciones en las cadenas de suministro, la baja oferta y demanda y las caídas de las bolsas de todo el mundo, pueden generarte dudas.

Es probable que también hayas pensado en que, por esas mismas razones, ahorrar es la mejor opción para prevenir urgencias económicas relacionadas con la coyuntura.

Pues bien, aunque la recesión económica que el mundo está viviendo en este momento tiene características que la hacen muy diferentes, la historia ha demostrado que los mercados tienden a recuperarse.

Un estudio de Goldman Sachs reveló que las crisis derivadas de eventos ajenos, como la caída de las Torres Gemelas, el crash del Lunes Negro o la pandemia actual, suelen tener un restablecimiento más rápido: en general entre un año y un año y medio después de que haya habido un periodo de entre 6 y 8 meses de crisis. 

Lo anterior no garantiza que en los próximos meses se presenten recuperaciones de este tipo, porque como ya dijimos se trata de una coyuntura diferente por sus detonantes sanitarios. Sin embargo, nos deja ver tres puntos importantes: primero, como cualquier crisis, las financieras también se acaban; segundo, aunque tarden, generalmente los mercados se recuperan; y tercero, las crisis pueden también ofrecer oportunidades.

De acuerdo con PIMCO, líder global en activos de inversión de renta fija, el mundo se está enfrentando a “la recesión más profunda y la más corta de la era moderna”. Esta crisis es una de las más fuertes y bruscas de la historia, pero se espera que tenga una recuperación temprana: entre el 2021 y el 2022 (PIMCO,2020). 

¿Ahorrar?

El ahorro es conocido comúnmente como un hábito necesario para tener buena salud financiera y ahorrar, realmente puede llevarte a cumplir metas. En caso de que tus finanzas te permitan tener capacidad de ahorro y cuentes con una fuente de ingresos estable, no tiene sentido dejar de ahorrar. 

Lo que puedes hacer es replantear prioridades y tal vez disminuir el porcentaje que destinas al ahorro, en caso de que la crisis esté representando para ti gastos imprevistos e inmediatos. Una vez que la emergencia sanitaria pase, es muy probable que la recesión siga mientras los mercados se recuperan y ahí los ahorros serán relevantes.

A pesar de todo lo anterior, es muy importante tener en cuenta el factor tiempo cuando hablamos de ahorro. ¿Por qué? Porque el precio de los bienes y servicios que consumimos, incrementa en el tiempo. Lo puedes notar año tras año en el aumento del valor de arriendos, transporte público, alimentación, entre otros. Esto se traduce en que la cantidad de dinero que tenemos disponible hoy no sirve para pagar la misma cantidad de productos en el futuro. 

Es por lo anterior que, por ejemplo, el salario mínimo tiene un incremento anual y se procura que este sea mayor al alza en los precios de los productos que consumimos a diario. El aumento general y sostenido en los precios de los bienes y servicios disponibles en el mercado local es conocido como inflación y juega un papel fundamental en tus finanzas personales. Esto, ya que si tu ahorro no genera una rentabilidad superior a la inflación, estarías perdiendo dinero sin darte cuenta.

En resumen, tu dinero está perdiendo valor todos los días, por esta razón es muy importante ahorrar, pero también invertir y así evitar pérdidas. Entonces debes tener en cuenta que unas finanzas sanas empiezan por la capacidad de cumplir con las obligaciones que tenemos a partir de los ingresos y, cuando esto sucede, puedes seguir por destinar una porción de dicho dinero para el ahorro y otra porción para la inversión.

¡Ahora el paso más fácil es invertir en línea! Conoce cómo hacerlo aquí

¿Invertir?

Debido a las sensaciones negativas que generan las crisis, es normal reaccionar rápidamente y buscar la manera de tener las menores pérdidas posibles. Sin embargo, como lo hemos mencionado anteriormente, la tendencia a largo plazo en las inversiones es positiva.

Una de las citas más famosas de John Bogle, uno de los inversionistas más reconocidos, es la de stay the course (sigue el rumbo en español). Con esta frase Bogle se refería a invertir aunque estemos en periodos turbios, porque las crisis pasan, los mercados se recuperan y las rentabilidades llegan.

Al respecto, Santiago Montenegro, presidente de Asofondos, menciona que “hemos pasado por coyunturas similares sin que se afecten la rentabilidad ni el ahorro de largo plazo de nuestros afiliados, como en el ataque a las Torres Gemelas o la crisis de Lehmann Brothers”.

De otro lado, el principio de “comprar barato y vender caro” podría ser aplicado en este momento. El escenario actual es ideal para invertir a un precio bajo, para cuando los mercados se recuperen, teniendo en cuenta las tendencias históricas, puedas vender o salir de la inversión cuando esta se valorice. Como dice Warren Buffett, gurú de las inversiones, “el mejor momento para comprar un negocio es cuando el resto de la gente lo está vendiendo y no cuando lo están comprando”.

Ahora bien, el Fondo Monetario Internacional (FMI) mencionó que los acontecimientos y las curvas que deja ver el mercado en la actualidad, pueden ser muy negativos y decepcionantes a corto plazo. Sin embargo, según Ibbotson Associates, una empresa especializada en la recopilación de rentabilidades históricas del mercado,“los inversionistas que tengan la capacidad de permanecer en el mercado a largo plazo, podrían obtener buenas rentabilidades; teniendo en cuenta el riesgo que han asumido”. 

6 claves para invertir en la crisis

Con base en lo anterior, puedes tener en cuenta algunos puntos para hacer inversiones más seguras, sin olvidar que toda inversión tiene un riesgo asociado. 

  1. Evalúa los sectores: investiga acerca de cuáles son los sectores más afectados y expuestos en la crisis y sé muy selectivo. 
  2. Diversifica: una de las claves en la inversión es diversificar y en medio de una crisis es una norma que debemos tener aún más presente. En coyunturas como la actual, puede que mucho activos caigan y tener inversiones con diferentes tipos de activos, productos financieros, plazos e incluso geografías, puede ayudar a amortiguar las caídas y mitigar riesgos. 
  3. Piensa a largo plazo: la economía tiende a ser cíclica, a subir y a bajar. Tanto los mercados alcistas como los bajistas tienen un final; sin embargo, no es algo que suceda en corto ni mediano plazo. 
  4. No olvides tu objetivo y perfil de inversión: los especialistas no recomiendan cambiar la estrategia en medio de una crisis a menos que sea sumamente necesario. El camino adecuado es tomar decisiones con base en las metas que habías establecido y en tu perfil de riesgo.
  5. Evita las decisiones emocionales: como ya hemos hablado anteriormente es probable que cuando ves caer las curvas, sientas miedo. Pero, recuerda que solo se trata del valor presente y que generalmente, a mediano o largo plazo, el mercado se recupera. 
  6. Edúcate financieramente: saber de qué estamos hablando y en qué estamos invirtiendo es muy importante para hacer inversiones seguras.

Compra facturas en línea y obtén una rentabilidad a cambio. Entra aquí

Para concluir…

Ahorrar es un gran hábito que puedes potenciar a través de la inversión y si bien el panorama que se ve a corto y mediano plazo, puede ser desalentador, las predicciones a largo plazo son positivas. Por esta razón, irse por este último camino podrá traerte mayores rentabilidades, menos pérdidas y contribuirá positivamente a la economía para ayudarla a recuperarse lo antes posible.

Es un buen momento para realizar inversiones, pero haciéndolo con prudencia y paciencia; esta última cualidad ha sido el mejor amigo de los inversores de largo plazo y ha quedado demostrado en el tiempo.

Recuerda, además, dejar de lado malas prácticas: el endeudamiento excesivo, no diversificar la inversión o tener un desequilibrio entre activos y pasivos.

También te puede interesar “Volatilidad: no pierdas el apetito por el riesgo y sigue estos 7 consejos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

inversionista mesfix