¿Cómo ahorrar en el 2020?

Comenzar siempre será la parte más complicada de cualquier actividad que deseamos convertir en un hábito. Así, empezar a ahorrar puede ser difícil, pero cuando obtengamos sus beneficios, comprobaremos que todos los sacrificios valieron la pena. 

De esta forma, el impulso del nuevo año puede ser la oportunidad perfecta para, por fin, cumplir el propósito anual de ahorrar y organizar nuestra vida financiera. A continuación te contaremos qué puedes hacer, cuál es la mejor manera de hacerlo y algunos atajos para no morir en el intento de ahorrar durante este 2020.

Conoce cómo recibir rentabilidad a través de mesfix.com

1. Aclara tus objetivos

Un aspecto que no puedes dejar de lado cuando vas a comenzar un plan para ahorrar es plantear los objetivos. Esto contribuirá a que tengas un impulso o una meta clara por la cual haces el ahorro, puedes preguntarte: ¿por qué quieres ahorrar dinero? ¿qué vas a ganar con un ahorro? ¿cuánto es tu meta de ahorro?

2. Establece el monto que vas a ahorrar

En este punto son muy importantes dos aspectos: primero, fijar el monto de dinero con el cual vas a comenzar a ahorrar y segundo, definir en qué cantidad y en cuánto tiempo vas aumentar la cifra inicial para que el ahorro sea progresivo. Ten en cuenta plantear cifras de ahorro que sean alcanzables para ti. 

3. Si puedes, usa la regla de los 30 días

Si estás en medio de un plan de ahorro, considera 30 días de reflexión antes de hacer una compra importante o una que requiera de un monto de dinero grande. ¿Por qué? Esto te ayudará a investigar mejor sobre la compra que quieres hacer, a conocer otras alternativas, comprar precios e incluso evaluar si realmente la compra es necesaria. 

En caso de que 30 días te parezcan excesivos para tomar una decisión, utiliza mínimo 24 horas para pensar en esta. El punto es: evita compras impulsivas.

4. Utiliza las compras como una oportunidad para ahorrar

Aunque suene extraño, la estrategia consiste en ahorrar la misma cantidad que gastas cada vez que haces una compra no planeada. Es decir, por cada peso que gastes, ahorra otro. La máxima de este método es: si no puedes permitirte ahorrar cierta cantidad de dinero, tampoco deberías permitirte gastarlo.

5. Gestiona tu tarjeta de crédito de forma adecuada

Las tarjetas de crédito pueden ser de gran ayuda sobretodo cuando vas a realizar una compra grande. Pero para compras diarias es aconsejable no utilizarla y, en caso de que lo hagas, deberías diferirla a una cuota; pagarlas por completo cada mes contribuirá a que tu capacidad de ahorro no disminuya.

Compra facturas en línea y obtén una rentabilidad a cambio. Entra a Mesfix.com

6. Puedes ahorrar automáticamente

El ahorro programado con tu banco o con algunas aplicaciones que debitan automáticamente el monto de dinero, es una buena idea para ser constante con el plan y no gastar lo que habías destinado para ahorrar. Mentalmente empezarás a organizar tus gastos, teniendo en cuenta que el dinero ahorrado automáticamente no hace parte de tu presupuesto. 

7. Identifica tus ingresos y tus gastos

Cuando tienes un presupuesto claro, puedes organizar tu dinero y saber exactamente en qué puedes gastar tus ingresos y en qué no. También podrás identificar aquellos gastos o compras que no son necesarias o que puedes reducir. Por ejemplo, evalúa qué suscripciones puedes dejar de pagar.

8. Crea pequeñas metas semanales

Empezar por metas pequeñas te ayudará acostumbrarte a ahorrar sin que el inicio sea tan difícil. Entonces comienza ahorrando pequeñas cantidades y auméntalas con el paso de los días y cuando ya estés más comprometido con la meta y los objetivos.

Entender la importancia de ahorrar es el principio de un panorama financiero en el cual la tranquilidad y la libertad económica estén presente. Según expertos en finanzas inteligentes, el ahorro podría considerarse como una de las disciplinas financieras más importantes que una persona debe tener. Sin embargo, recuerda que con el tiempo el ahorro puede depreciarse y por esta razón, es recomendable buscar opciones de inversión y así, rentabilizar los ahorros. 

También te puede interesar “Invertir: 5 claves para comenzar”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *